viernes, 22 de abril de 2011

José Ibáñez, alias ‘Carromato’, un heavy metal especial

El artista granadino José Ibáñez, apodado cariñosamente como Carromato, ha conseguido después de cinco años de trabajo -y haciendo frente a la parálisis cerebral que padece- cumplir uno de sus sueños, la grabación del primer disco con su banda de heavy metal.

"El heavy metal es mi vida, no lo hago ni por fama ni por dinero", manifiesta Carromato. La parálisis cerebral de nacimiento, originada por un error médico, no le ha impedido asistir a los festivales más importantes de la provincia, a cantar sobre el escenario y a grabar su primer disco.

La fama de Carromato entre los granadinos comenzó cuando trabajó de presentador de conciertos, además de fundar algunos de los bares heavies más carismáticos de la ciudad, tales como el Rainbow.

Nacho Ruiz, guitarrista del grupo, convenció a su amigo para formar una banda musical bajo el mismo nombre de Carromato, que debutó en el Festival del Zaidín (Granada) en el 2005. Después grabó una maqueta y actuó en Madrid, adonde acude cada fin de semana para ensayar.

Las canciones del disco han sido compuestas por Nacho Ruiz, y el resto del grupo de Carromato lo componen Mariano Grasso, el batería, y Mar Cabello, que además de ser su novia se encarga de los coros.

Carromato ha explicado que sus influencias radican en grupos españoles como Ángeles del Infierno y Barón Rojo, aunque también ha crecido con las melodías de bandas internacionales como Deep Purple y Led Zeppelin.

Sus fans han manifestado que, sobre el escenario, "es el rey, el que más se mueve y el que más siente el heavy". Tal es su pasión que en un concierto de Medina Azahara se subió al escenario y se lanzó desde su silla motorizada sobre el público.
video

Con José Ibáñez "Carromato" se puede comprobar de primera mano que puedes tener cualquier problema o discapacidad pero todo en la vida es proponerselo, siempre hay algo que te puede ayudar a salir adelante, a ver la vida de otra forma y color. No por tener ese problema, ya significa que todo se ha vuelto negro, que no hay salida ni luz al final del tunel, siempre hay salidas u opciones para poder disfrutar de la vida. Para él fue la música heavy y el hecho de tener parálisis cerebral no le impidió cantar ni disfrutar con ello. Queda demostrado que con ilusión y coraje se puede hacer lo que se quiera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario